---> Encuentros en la Blogsfera » 2013 » Marzo
Subscribe RSS

Archive for » Marzo, 2013 «

El buen vino, Urdangarín y los malos políticos

—¿Entonces crees que ha recibido presiones para renunciar?
—De la existencia de Dios tengo mis serias dudas, pero de eso no me cabe ninguna. —Respondes solemnemente.
—¿Y por qué crees que ha sido presionado?
—Los vestigios son demasiado apabullantes. Si algunos políticos no dudan en medrar todo lo que pueden para obtener suculentos beneficios, ¿dudas que puedan hacerlo también los curas de alto rango con poder en el Vaticano y sobre todo, en el Banco del Vaticano? A estas alturas de la película, ya sabemos que la pederastia está plenamente implantada en la Iglesia Católica, que oculta bajo sus sotanas una gran cantidad de podredumbre, mayor incluso de lo que podamos imaginar, lo que hace perfectamente creíble la sospecha de que también haya corrupción económica. Y el dinero y el sexo, amigo mío, son los principales motores del mundo.
—¿Y el ya Papa emérito Ratzinger ha aireado demasiados trapos sucios…?
—Apenas un pedacito del gran pastel que guardan entre sus muros. Así que, o se ha ido por fuertes presiones, quién sabe si también por amenazas, o se ha sentido asqueado y ha preferido hacerles a todosuna peineta, de forma elegante, claro está.
—¿Conque una una peineta, eh?
—Mismamente. Como las de Luis Bárcenas y la oscarizada Jennifer Lawrence a los periodistas
—Pues te confieso que el gesto de Ratzinger, el de su renuncia, ha hecho que por primera vez un papa me caiga bien. Sin necesidad de tener que comulgar con sus dogmas y doctrinas, le reconozco una gran honestidad para retirarse a tiempo, aunque luego lo haya vestido como que está viejo y cansado y prefiere encomendar esa tarea a alguien con más fuerzas.
—¿Dices honestidad? Bueno, en todo caso, los periódicos —que son ahora quienes escriben la Historia— nos dirán pronto cuáles fueron las verdaderas razones de la renuncia de Benedicto XVI. Tal vez algún día se conozcan los pormenores de ese informe que ha quedado a buen recaudo, para serle entregado al nuevo papa.

La mañana fría y desapacible del primer día de marzo, ha tenido una buena dosis de enjundia. Con el intermedio para la comida —salpimentada con asuntos de menor relevancia— y la sobremesa —regada con unos estupendos cafés y una copa de buen brandy—, la jornada nos ha trasladado a este momento de la tarde, ya casi oscurecida, en que los sucesos del día van quedando atrás y la noche apunta sus nuevos afanes. Es el momento idóneo para compartir una copa de excelente Oporto, como mejor complemento a unas deliciosas pastas que entretengan el estómago hasta la hora de la cena.

—¿Qué te parece eso de que Urdangarín esté buscando empleo permanentemente? —Es una de las noticias del día, junto con la de que Bárcenas haya ido a tener que fichar en la Audiencia Nacional, según el mandato del juez, que le obliga a ir también el día 15. Así que, con tu pregunta, damos un nuevo asalto a los asuntos que están en boca de todos.
—Pues que espero que no lo encuentre con facilidad. Antes que él, desde hace varios años, ya hay unos cuantos millones de personas haciendo lo mismo, pero sin éxito. Así que deberá guardar paciente cola, como los demás. Claro que, siempre le queda la opción de asistir a uno de los innumerables platós de televisión para vender sus memorias por entregas diarias o semanales, a cambio de un buen pellizco. Seguro que se lo rifan.
—¡Pues estaría bien, vaya que sí! Me lo estoy imaginando a él en primer plano hablando de su honor y de una conspiración judeo-masónica contra su persona, mientras a su suegro le dan las siete cosas plantado ante el televisor y los espectadores le van llamando ¡chorizo!
—Quizás no tardemos mucho en poder asistir a semejante esperpento, cosas más raras se ha visto.
—¡Oye! ¿Y eso de que debe 6 meses de hipoteca y solo tiene 80.000 euros en el banco…?
—Quizás el resto lo tiene bajo el colchón o bien resguardado en cualquier banco de un paraíso fiscal, pero opino que sería un buen momento para que la entidad que le concedió la hipoteca le embargase los bienes y lo desahuciara, como otras han hecho con muchas familias menos pudientes e infinitamente más honradas.
—Pero tú sabes que eso no lo veremos, ¿no?
—Si como su suegro dijo en cierto mensaje de Nochebuena, todos somos iguales ante la ley, así debería suceder. Ni él ni su familia quedarían en la calle y sin nada que comer como otras miles de personas, descuida. Pero sería bueno que el banco procediera, para que nos quedara claro que aquí no hay ciudadanos de primera clase ante la ley. Estamos faltos de una muestra de ejemplaridad contra los corruptos de alta alcurnia, incluidos los emparentados con la Casa Real.
—Pues ahora que la mencionas, ¿sabes que han configurado sus servidores para que los buscadores de internet como Google no compilen las referencias al yernísimo?
—Pues eso es lo que no entiendo. Si se tiene que decir a los robots que rastrean el dominio que no incluyan un determinado subdirectorio en el mismo, es porque todavía debe estar ubicado ahí. Desde mis escasos conocimientos en esos pormenores, me parece más sencillo y eficaz borrar por completo del servidor todas las referencias al indeseable, para que así el robot no se encontrara con dicha información. Lo que están haciendo, me sugiere que están esperando que pase el vendaval para rehabilitarle en la web por el simple procedimiento de borrar del fichero robots.txt las prohibiciones a su nombre, sin tener que reescribir los ficheros que lo contienen.



Contenido de robots.txt en el dominio www.casareal.es

—Finalmente el Gobierno impugnará la declaración soberanista catalana… Lo dejas caer antes de dar un complacido sorbo a tu Oporto, que paladeas despaciosamente.
—Es lógico. Si fundamentan en la ilegalidad la proclamación del Parlament, deben acudir al Constitucional para que sea quien dictamine sobre el asunto. Habrá que esperar a ver qué dice y, sobre todo, qué pasará después.
—Como te dije, yo tengo las maletas preparadas.
—Deseo que tengas que deshacerlas. Por cierto, ¿qué piensas de eso de que Bárcenas haya denunciado al PP por despido improcedente?
—¡Ja, ja! Que tendría mucha gracia que en el acto de conciliación le tuvieran que readmitir con el mismo cargo o indemnizarle con unos cuantos miles de euros más de los que ya le han dado.
—Sería el colmo, desde luego, pero resultaría divertido asistir a una declaración de la señora Cospedal, en la que anunciara que habían tenido que readmitirle o indemnizarle. Sería de chiste, vamos. Algo así, como el famoso caso del aborigen que se compró un boomerang nuevo y después se volvió loco intentando tirar el viejo.
—¡Ja, ja! Exacto. Eso sí que sería una buena chirigota para los Carnavales de Cádiz del año próximo, pero después de que haya denunciado en una comisaría al PP por forzar la puerta del despacho que tenía asignado en la sede del partido y de robarle dos ordenadores portátiles, no creo que haya reconciliación posible.
—Pero déjame recordarte, que la denuncia implica también al abogado del PP Alberto Durán, que es persona de confianza de la Cospedal…
—¡Ay, madre…! Al PP le ha salido un forúnculo en las posaderas y todavía no ha empezado a supurar.
Aunque lo que a mí me ha causado más emoción, es saber que L.B. no se ha apuntado al paro, ni se apuntará.
—Dale tiempo para meditarlo y acabaremos por verle a él y al Urdanga haciendo cola para sellar.

La verdad es que ni yo mismo me creo lo que acabo de decir… Lo de guardar la cola correspondiente, que lo de apuntarse para sacar tajada, es otra historia más verosímil.

—Habrás observado que ser amigo de un rey suele darte buenos dividendos… ¿No tienes ninguno por ahí con el que presumir? —Ya veo por dónde va tu pregunta.
—¡Ya quisiera! Pero la plebe se acerca a la realeza a pedir limosna y solo le dan la mano. ¿Lo dices por la princesa Corinna?
—¡Claro está! Primero aparece en una amplia entrevista concedida al diario El Mundo —y no creo que haya sido gratuita, porque esta gente no da puntada sin hilo— y después aparece en la revista ‘Hola’, donde también habrá obtenido un cheque más que generoso.
—Ya nos ha convencido a todos, de que aunque sea rubia no tiene un pelo de tonta, que era uno de sus temores.
—Y como dijo que había hecho algunos trabajos para el Gobierno, este dice que eso no es verdad. ¿Se habrá dado ya cuenta el rey de que no se puede tener amigos —y mucho menos amigas de cacería—fuera de las trincheras, porque luego van y lo cascan?
—Todo esto sería mejor que una buena película, si no fuera porque el desempleo alcanza ya al 26,2% de la población —solo por detrás de Grecia—, y somos la comidilla del mundo, tal vez solo por detrás de Italia, que con Berlusconi & Cia. ha conseguido tras sus elecciones magnificar todavía más sus no demasiado pequeños problemas. —Hoy, se recomendaba a los inversores vender bonos italianos y comprar deuda española.
—¡Fantástico el Oporto! ¿Un poquito más?
—Hoy ya no tengo que conducir, así que, un poquito más, sí, que no correré el riesgo de que un radar de tráfico me cace a 216 Km/h.

La etiqueta de la botella señala que es un Vintage Porto, Reserva de 1991; será por eso por lo que es tan deliciosamente agradable. Sin duda, el buen vino se aquilata con los años y también con ellos, los malos políticos fermentan en un grado elevado de putridez repulsiva. Pese a ello, tienen un denominador común: nuestra fijación por repetir con los buenos vinos y los malos políticos.

Pascua_ __

* * *

Directorio:
http://www.pascua.com
http://www.pascua.org
http://www.blogsfera.net
http://www.blogsfera.eu
http://siemprenosquedaraelamor.pascua.com

@pascuapuntocom