---> Encuentros en la Blogsfera » 2014 » Septiembre
Subscribe RSS

Archive for » Septiembre, 2014 «

En cada niño renace la humanidad

No puedo ocultar mi gran alegría al volver a la rutina. Septiembre marca para mí el inicio de una época mucho más placentera; sea porque el agobio sofocante de las temperaturas estivales irá declinando, sea porque de alguna manera yo también «vuelvo al cole», y ya me siento más en mi ambiente.

Hace rato que llegaste y me consta que dejaste las maletas sin deshacer, para acudir cuanto antes a nuestra cita mensual. Has venido cargado con un sinnúmero de souvenirs, que intercambiarás con los míos, y con una gran satisfacción por el regreso. En estos tiempos, es casi más relevante poder volver, que lo que lo fue poder salir. Me congratula tenerte de vuelta sin novedad.

Como parece razonable, ya que continúa siendo el principal tema de conversación en Cataluña, hemos retomado el debate en el punto en que lo dejamos el mes pasado, pero eso sí, después de la correspondiente puesta al día tras nuestras vacaciones. Hay muchas vivencias por compartir. Es evidente que en tu viaje de regreso has podido ponerte nuevamente al día y lo pones de manifiesto.

—…y por si el 3% no fuera lo suficientemente escandaloso, Carod Rovira ha desvelado en Radio Euskadi que él lo denunció antes que Pasqual Maragall, pero que en realidad la comisión que se cobraba CiU por las obras públicas no era del 3%, sino del 5%.

—Sí, y lo remata afirmando que cuando él lo denunció, un alto cargo de CiU le dijo «que era mentira, una injuria y una infamia… porque, que él supiera, en realidad era del 5%».

—Pues ahora, Carod-Rovira debería decir también qué miembro importante de CiU le confirmó eso. Sería bueno que contribuyera a terminar de levantar la alfombra para que los juzgados hagan una mejor limpieza, porque no es que lo vayan a tener muy fácil que digamos.

—Pero verás como no desvela ese nombre. A mí, en realidad, esta denuncia de Carod me huele a un intento de volver a salir en los medios para que no se le olvide del todo.

—Sí que estaría bien que el juez le llamara a declarar, para que pueda desahogarse contándolo todo, cosa que por lo visto no pudo hacer en su momento; quizás es que no le dejaron entrar en el juzgado para poner la denuncia. Son tan raros los jueces…

—Sería bueno, sí, pero seguro que se acogería a la “Quinta Enmienda”.

—A ella se debería haber acogido León de la Riva, el alcalde de Valladolid, antes de decir que le da miedo entrar en un ascensor con una chica, por si esta tiene la ocurrencia de arrancarse el sujetador o la falda y «buscarle la vuelta» diciendo que la ha agredido.

—Cualquier malpensado diría que lo que en realidad busca, es eso precisamente. En la actualidad, si tienes una fantasía solo tienes que exponerla de modo que cree polémica y casi con seguridad podrás hacerla realidad.

—Y parece que está bastante cerca de conseguirlo, porque la activista catalana Ada Colau inició en Twitter el hashtag, #EscracheDeSujetadores virtual contra él.

—¡Ja, ja! Pude verlo. En la red social, le tiraron sujetadores, zapatos, tangas… y hasta calzoncillos.

—Pero no paró ahí la propuesta de la señora Colau, que afirmó en su cuenta que «una lluvia de sujetadores y zapatos de tacón es lo mínimo que se merecería el alcalde ese de Valladolid en su próximo acto público». Y en efecto, en una manifestación en la que pidieron su dimisión, muchas mujeres le tiraron sujetadores.

—O a este hombre le va más deprisa la lengua que el cerebro, o ciertamente tiene unos pensamientos que se podrían catalogar como peculiares. Recuerda cuando en 1995 dijo que iba a limpiar Valladolid de las Pes (piojos, pulgas y putas). Diez años más tarde afirmó que él no pensaba casar a personas del mismo sexo y que en al Ayuntamiento eso lo haría algún concejal que estuviera dispuesto. En 2007 soltó otra de sus perlas al afirmar, refiriéndose a Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, que se le había acusado de todo «menos de violar a la candidata, pero se comprende…». De Carme Chacón, ministra de Defensa, dijo que era «la Señorita Pepis disfrazada de soldado».

—El anecdotario de este sujeto está abarrotado. Él fue quien se refirió a la ministra de Sanidad Leire Pajín, como «una chica preparadísima, hábil y discreta, que va a repartir condones a diestro y siniestro, y que va a ser la alegría de la huerta. Cada vez que veo la cara y los morritos de Leire Pajín pienso lo mismo, pero no lo voy a contar aquí». Debido a las críticas que recibió, tuvo que pedir disculpas, pero todavía aprovechó para decir que el físico de la ministra recordaba a un personaje de dibujos animados.

—Creo que algo no debe de ir bien en Valladolid, porque pese a su machismo declarado, este misógino sigue obteniendo mayorías absolutas. Será interesante comprobar si León de la Riva vuelve a presentarse en las próximas elecciones municipales y cuál será el resultado. Solo entonces comprobaremos si la mayoría de vallisoletan@s aprueba o condena el vituperable machismo de su alcalde.

—Esperaremos a ese momento para comprobar qué temperatura marca el termómetro del machismo en Valladolid, pero ahora estoy impaciente por saber qué va a hacer la presidenta andaluza Susana Díaz con su secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Fernández de los Santos, que al parecer también se lucró irregularmente con los cursos de formación, según han informado varios medios.

—Presumiblemente hará lo que ya sabemos, decir que no está demostrado judicialmente y que es una persona honorable a la que apoya firmemente.

—Lo que la presidenta sí ha hecho ha sido marginar a UGT de las subvenciones de la Junta, en detrimento del otro sindicato mayoritario, CCOO, que ha recibido 825.000 euros para que lleve a cabo proyectos en países sudamericanos y africanos.

—Está bien destinar esa partida a proyectos en el exterior, porque una vez se han terminado ya en Andalucía las tareas de inserción laboral y de ayudas sociales a familias necesitadas, hay que distribuir la riqueza. Total, ¿cuántos recibos atrasados de la hipoteca o alquiler de familias con todos sus miembros en paro se hubieran podido pagar con esa miseria? Tampoco creo que hubiera sido suficiente para satisfacer las necesidades alimentarias de las personas a las que ya están ayudando los bancos de alimentos, porque, vamos a ver, ¿cuántos niñ@s podrían comer, cuántos días y cuántas veces al día, con esa subvención?

—¡Es verdad! Debemos felicitar a la Junta de Andalucía por haber sido capaz de satisfacer las necesidades básicas de sus ciudadanos más pobres. Ahora estaría bien que CCOO explicara de manera pormenorizada, no a la Junta, que también, sino a los andaluces, cómo se va a repartir ese dinero.

—Paciencia… acabaremos por saberlo; la UDEF, al igual que los periódicos, seguirán husmeando en todo lo que huela a podrido.

—Muy interesante la iniciativa del ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón de rebajar la cifra de aforados de 17.621 a tan solo 22, ¿no?

—A mí me parece que 22 continúan siendo muchos… especialmente por lo que respecta a los presidentes autonómicos, de uno de los cuales todavía estamos hablando. Ha quedado demostrado que la honorabilidad de estos no es más que una presunción que no siempre se cumple. Porque, vamos a ver, ¿eres tú menos honorable de lo que lo “era” el señor Jordi Pujol?

—¡Ni por asomo!

—¡Ahí tienes! Los aforados se valen muchas veces de su privilegio para medrar todo lo que pueden, sabiendo que una posible denuncia quedaría frenada por el farragoso proceso de llegar hasta el Tribunal Supremo. Así que debería ser suficiente que un ciudadano cualquiera pudiera denunciar en el juzgado de instrucción de su ciudad a un alto cargo, para que el juez de guardia iniciara el sumario; presentando el denunciante las pruebas necesarias, todo juez está legitimado para investigar y, si en los recursos la causa llega al Supremo, estupendo, pero que no quede atascada desde el principio como está sucediendo con la instrucción de la juez Mercedes Alaya y la gran corrupción que se ha pergeñado en Andalucía.

—Le deseo suerte a Gallardón, pero por lo pronto, la secretaria general ya le ha cuestionado la idea, diciendo que es partidaria de limitar el aforamiento a políticos y jueces en vez de eliminarlo. Ha añadido que «este tema hay que plantearlo sin demagogia, con tranquilidad, no respondiendo a una cuestión puntual y del momento». Menuda bofetada le acaba de dar al pobre ministro. ¿Estás al corriente de que el ex presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial, Carlos Fabra, ha pedido el indulto para no entrar en prisión?

—Normal. Nadie quiere estar cuatro años en la cárcel; ni siquiera los corruptos. Pero como Jaume Matas no fue indultado, cabe esperar que este pájaro tampoco lo sea. Lo contrario podría resultar bastante chocante.

—Sobre todo, porque su condena se debió a que estafó a la Hacienda Pública más de 693.000 euros. Si todos estamos obligados a cumplir con el Fisco, incluso los que menos pueden, los estafadores deben cumplir su pena si son hallados culpables de estafa. No debe haber perdón posible para esta gente. Además, ¿qué justificación tendría el buzón antifraude puesto en marcha por el Ministerio de Empleo para que los ciudadanos puedan denunciar el empleo irregular, si los estafadores condenados judicialmente fueran después indultados? Para eso, más valdría cerrar los juzgados y tribunales; nos ahorraríamos una pasta.

—No sería muy conveniente el indulto, obviamente. Pero hay otro asunto que quiero compartir contigo y que también tiene como foco a Cataluña. El Gobierno catalán ha anunciado que va a reembolsar la tasa del euro por receta que fue declarada inconstitucional y suspendida por el TC en mayo pasado, tras su vigencia desde el 23 de junio de 2012, hasta el 15 de enero de 2013.

—El mero hecho de que me plantees debatir lo que a simple vista parece una muy buena noticia, me da que pensar que la cosa tiene zonas oscuras.

—La Generalitat recaudó 45,7 millones de euros por esta tasa.

—No es una cifra desdeñable, desde luego. ¿Qué es lo que te ha llamado la atención? Porque seguro que no es el reembolso de ese dinero a quienes tuvieron que pagarlo por estar enfermos.

Ni siquiera me tomo la molestia de disimular mi indignación por lo que me parece un nuevo atropello a los ciudadanos más débiles y paso a la exposición de lo que pienso.

—Como bien debes saber, las personas tuvieron que pagar ese euro por cada receta entregada en las farmacias, que actuaron como recaudadoras para la Generalitat.

—Un sistema rápido e infalible para asegurarse el cobro, porque si no se pagaba el euro no se entregaba el medicamento.

—Ciertamente. Cualquiera podría pensar que el método elegido para el reembolso sería el mismo utilizado para el cobro.

—Y no va a ser así, ¿verdad?

—Ni siquiera parecido. Entiendo que esta modalidad podría plantear muchos problemas de tipo logístico, pero los cerebros grises del Govern ya se han asegurado de no poner las cosas demasiado fáciles a quienes pretendan recuperar su dinero.

—Intuyo que tampoco van a hacer un giro postal a los domicilios de los titulares de las recetas a las que aplicaron la tasa, donde consta el número de su tarjeta sanitaria y mediante el cual podrían saber a dónde enviar el dinero.

—Si lo hicieran así tendrían que devolver los casi 46 millones cobrados… El método que han ideado les garantiza que un buen pellizco de ese importe nunca saldrá de sus arcas. Para reclamar el dinero, habrá que rellenar un formulario de solicitud que, eso sí, estará disponible en internet.

—¡Vale! Internet es ese parque en el que miles de jubilados ancianos toman el sol cada día, y que todos conocen como la palma de su mano… ¿El formulario ya está colgado en la web de la Generalitat?

—Vas comprendiendo… Una vez cumplimentado el formulario, se efectuará el pago mediante transferencia bancaria; otra cosa a saber, es si el trámite completo se podrá hacer por internet o habrá que ir al banco a compulsar la cuenta bancaria y después entregar la solitud en algún ambulatorio. En cuanto a tu pregunta, te confieso que ayer dediqué un rato largo a buscarlo, pero no logré encontrarlo, y eso que yo sí tomo el sol cada día en ese parque. Ni siquiera encontré el aviso de que próximamente estaría expuesto.

—Espero que todos los afectados hayan guardado sus recetas y puedan justificar el importe que reclamen… A todo esto, los enfermos crónicos percibirán una reembolso notable, pero al recibir esa suma mediante transferencia en su cuenta bancaria me queda la duda de si Hacienda no considerará ese dinero como un incremento de patrimonio por el que después deberán pagar impuestos.

—Ya nos iremos enterando también de eso, pero por ahora, lo que sí sabemos es que el 5,5% de la población que más fármacos consume, aportó hasta el 32% de todo lo recaudado, esto es, 14,62 millones. También sabemos que se recogerán solicitudes hasta final de año, para estudiar después a qué partida presupuestaria se carga el importe de lo que hay que devolver.

—¡Cómo así! ¿El dinero no fue destinado a la sanidad? Parece evidente que debería salir de ahí. ¿Qué es lo que hay que estudiar?

—Eso digo yo, pero hay otro asunto indignante que clama al cielo: al recibir la solicitud, se comprobará que el peticionario esté al corriente de sus obligaciones tributarias y no tenga ninguna deuda con la Generalitat.

—Yo no recuerdo haber oído que en la farmacia pidieran la declaración de renta antes de cobrar ese euro por receta…

—Por eso digo que es indignante; una vez más. Francamente, no me extraña que Pablo Iglesias vaya acaparando más adeptos cada día y CiU vaya perdiendo simpatizantes en favor de Esquerra Republicana; le están regalando votantes cada vez que abren la boca. Incluso lo hacen cuando la cierran. Artur Mas le está haciendo más daño a su partido, que el propio Pujol… Que ya es decir.

Parece llegado el momento de hacer una pequeña pausa. Hay que digerir el mal humor y nada más apropiado que un buen café, que ya estás preparando. Entretanto, voy echando un vistazo a las páginas del periódico que había dejado aparcado mientras conversábamos. Me llama la atención saber que comiendo cada día durante un año un Big Mac, el estandarte de la cadena MacDonalds, ingeriríamos un exceso de 197.000 kilocalorías. Así que no es de extrañar que la OMS prevea que para 2015, habrá más de 700 millones de obesos en el mundo, repartidos por 36 países.

—Para que no se te indigeste por la mala leche el asunto ese de la tasa del euro por receta, disfruta de este delicioso café… solo. —Ensimismado con el exceso de calorías del Big Mac, que nunca he probado, al oír tus palabras “para que no se te indigeste…”, he creído que me habías leído el pensamiento. Doy un pequeño sorbo de mi taza y apruebo con satisfacción. En verdad está riquísimo.

Observo que abres tu diario por una página marcada y aguardo tu exposición, mientras deleito mi olfato con el peculiar aroma del café recién hecho, uno de mis mayores placeres olfativos, junto con el del césped recién cortado, la sandía y la piña mediterránea.


El Dr. Iván Mañero, con niños de su escuela en Guinea-Bissau

—Mira bien esta foto. —Me muestras la imagen en color al comienzo de la noticia, en la que se puede apreciar a un hombre joven, jovial, de buena presencia y blanco, entre una multitud de niños negros. Inmediatamente sé que me va a gustar lo que me cuentes.— El hombre es un cirujano plástico cuyo nombre es Iván Mañero.

—Me ha recordado a Miguel Pajares, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, cuya vida finalmente truncó el ébola tras ser repatriado de África, donde atendía a enfermos.

—El Dr. Mañero es de Granollers y es una de esas personas capaces de reconciliarnos con el mundo. Una niña jugaba con otros niños alrededor de su choza, cuando su madre, que preparaba la comida, tiró el aceite hirviendo sobrante por la ventana, como suelen hacer por allí…

—¡Dios mío, preveo una tragedia!

—… La mala fortuna hizo que su hija Mariama, de tan solo seis años, pasara en ese instante por delante, recibiendo en su cuerpo todo el aceite, que le produjo importantes quemaduras.

—¡Qué horror! Siento un escalofrío solo de imaginarlo.

—En una de las visitas rutinarias del cirujano a ese poblado, encontró a la niña con profundas quemaduras y decidió hacerle las curas allí mismo. Como no disponía de anestesia, le dio una piruleta con forma de corazón a Mariama y realizó su labor. Cuenta que se le partía el alma mientras le arrancaba las tiras de piel muerta para que no se le infectaran y la niña le miraba fijamente sin soltar ni un gemido. Tan solo vertió una lágrima. El que no pudo evitar llorar fue él, dice, que disimuló el llanto como si fuera sudor. Después continuó con su curación pidiéndole al padre que la llevara al hospital, rechazando la gallina que le ofreció como pago por sus servicios.

—Un caramelo por una dosis de anestesia… Es sorprendente de lo que son capaces los niños.

—Con el dinero recaudado por las reparaciones estéticas a mujeres acaudaladas, el Dr. Mañero construyó en el barrio de Hafia un pequeño hospital, con capacidad para atender a unos 100 pacientes al día y para dar clases a unos 20 niños, al que se desplaza un par de veces al año para supervisar su obra. El centro hace, además, las veces de orfanato.

—Estás logrando que pueda digerir la mala leche por tanto político mangante y prepotente.

—Me alegra saberlo, pero deja que te cuente algo más. El Dr. Mañero es especialista en cirugía íntima, y se ha marcado el reto de reconstruir el clítoris a las niñas y mujeres víctimas de la ablación. Cuenta que les quitan cualquier posibilidad de placer sexual para que no tengan pensamientos adúlteros, pero que las consecuencias físicas se agravan por la utilización de instrumental precario, que puede llevar a la víctima a la muerte o a que le sobrevenga una terrible infección. Si sobreviven, pueden tener dolores físicos profundos por las cicatrices durante toda su vida o incluso morir en el parto. Abunda el Dr. en que la ablación produce una cojera fruto del dolor crónico que les provoca, pero que es considerada como sexy.

—No te diré lo que le cortaría yo a esos garrulos… Y además en vivo, sin piruleta siquiera.

—El Dr. Mañero y su equipo reconstruyen el clítoris para evitar la muerte en el parto y para procurar, en la medida de lo posible, la recuperación del placer. Dice que es muy difícil con las niñas que tienen familia, porque los hombres de la casa no les permiten ni siquiera ir al médico, así que intentan educar a los hombres, facilitando escuela gratis para el niño, siempre que este vaya acompañado por una niña sin mutilar. Otras veces les engañan diciéndoles que van a hacer una exploración a la niña, durante la cual aprovechan para hacerle la reconstrucción.

—Supongo que el Dr. Mañero tendrá una consulta en alguna parte, ¿no?

—Así es, el Instituto de Cirugía Plástica Iván Mañero; 5.500 metros cuadrados en un edificio acristalado en las afueras de Sant Cugat del Vallès, en Barcelona, con servicio de peluquería y maquillaje en todas las habitaciones.

—Espero entonces que hayan muchas señoras pudientes insatisfechas con su rostro, su pecho o su trasero, dispuestas a ponerse en manos de este cirujano altruista y a pagarle generosamente su abultada factura, para que después él, más generosamente aún, pueda dedicar una parte de ese dinero y de su tiempo a las niñas y mujeres africanas, que tal vez durante su primer orgasmo no piensen tanto en su amante, como en aquel doctor blanco que años atrás hizo posible el pequeño milagro del que entonces disfrutan.

—Así sea. ¿Tratamos algo más?

—¡Ni pensarlo! Después del gratísimo recuerdo de la obra de un gran cirujano y fantástica persona, no quiero emponzoñar mi pensamiento con ningún político corrupto más. ¡Que les den… fanta!

Y de mutuo acuerdo, cerramos los periódicos que, estoy seguro, tienen abundancia de contenido más propio de un estercolero, que de un pequeño paraíso que florece cada día en tantos lugares del mundo, debido al riego amoroso y desinteresado de personas a las que nunca estaremos suficientemente agradecidos.

Pascua_ __

* * *

Directorio:
http://www.pascua.com
http://www.pascua.org
http://www.blogsfera.net
http://www.blogsfera.eu
http://siemprenosquedaraelamor.pascua.com

@pascuapuntocom